25/07/14- Actualmente Risaralda se encuentra atravesando altas temperaturas, que muchos expertos interpretan como el anuncio del fenómeno del Niño que se avecina.

Sin embargo, aparte de los problemas que trae esta temporada semi-seca como sequías e incendios, debe sumarse la llegada de ratones e insectos a las casas.

Uno de los casos más alarmantes se está presentado en el municipio de Santuario, Risaralda, donde los vecinos piden a las autoridades competentes que los ayuden a sacar de sus casas a los roedores, principales transmisores de infecciones y enfermedades.

¿Por qué hay tantas?

Guillermo Osorio coordinador de Zoonosis, quien trabaja previniendo las enfermedades transmitidas por animales a seres humanos en la Secretaría de Salud Departamental, explicó al periódico LaTarde que la problemática de Santuario ocurre por la falta de operativos de control de las autoridades sanitarias.

“Hace mucho tiempo que no se realiza una intervención en Santuario, además se está arreglando el alcantarillado lo ha aumentado la problemática” explicó.

Fuente: La Tarde