Ratolí Stop es un pegamento para eliminar roedores e insectos, de uso muy simple.

No es tóxico ni venenoso, inodoro e inalterable.

Constituye una trampa mortal aplicado sobre cartón, tiras de plástico, aglomerado, madera, sobre los travesaños de las ventanas, o en los agujeros cercanos.

Las tablillas pueden ser cebadas con queso, pan, tocino, etc.

Constituye un obstáculo total para hormigas, lagartijas, escarabajos.

En agricultura se usa aplicado en forma de anillo alrededor de los troncos de las plantas para detener a los insectos.

Puede ser usado con seguridad en las despensas, almacenes de alimentos y donde quiera que el uso de venenos fuese peligroso.

No se seca, no se endurece ni se funde por los cambios de temperatura.

Eventuales suciedades pueden limpiarse con gasolina.

Barra de 135 gramos.

Producto importado.

Vendido por www.fumitienda.com